El Anquilosaurio, un herbívoro acorazado

El anquilosaurio o Ankylosaurus magniventris es uno de los dinosaurios más fascinantes. Además posee uno de los nombres de dinosaurios más curiosos, ya que el significado de anquilosaurio es: lagarto acorazado de vientre grande.

reconstrucción de un anquilosaurio
Reconstrucción de un anquilosaurio

El ankylosaurus está clasificado como un dinosaurio tireóforo anquilosaurido; es decir, pertenece al orden de los dinosaurios acorazados; y es que amigos, uno de sus rasgos más característicos es que podemos decir que el anquilosaurio es un dinosaurio con un mazo en la cola, además de que es un dinosaurio con coraza.

El anquilosaurio es un maravilloso dinosaurio que vivió hace unos 66 millones de años, a finales del periodo Cretácico, exactamente durante el Maastrichtiense en la actual Norteamérica, aunque también han aparecido restos fósiles de animales parecidos en Asia.

El ankylosaurus, el tanque del cretáceo

El anquilosaurio era un herbívoro cuadrúpedo que medía en torno a 2 metros de altura, unos 7 metros de longitud y pesaba aproximadamente 6 toneladas.

El centro de gravedad de un anquilosaurio era muy bajo, así que esto, unido a su peso hacía muy difícil que quedase expuesta sus partes más débiles, su vientre y garganta.

El ankylosaurus tenía una coraza de osteodermos, es decir, de placas de hueso incrustadas en su piel, que recorrían la parte superior de su cabeza, cuello, lomo y cola; y que sin embargo, no continuaban por la parte baja de su cuerpo, siendo esta su zona débil.

Muchas de estas placas estaban fusionadas, logrando formar una barrera sólida. Esto, unido a su gran corpulencia le convertían en el tanque del Cretáceo.

reconstrucción de una lucha entre el anquilosaurio y el T.Rex

En la cabeza del anquilosaurio crecían dos cuernos hacia atrás, que arrancaban en la parte superior de los ojos.

El final de su cola estaba compuesta por 2 grandes placas de hueso a los lados y 2 más al final de la misma, que formaban un mazo caudal con el que el anquilosaurio era capaz de propinar terribles golpes, capaces de partir los fuertes huesos de las patas de sus depredadores, como el Tyrannusaurus Rex.

Alimentación y hábitat del anquilosaurio

Como ya hemos comentado, el ankylosaurus era un dinosaurio herbívoro.

Debido al análisis de su anatomía, se ha llegado a la conclusión de que los anquilosaurios pastoreaban los helechos y frutos que encontraban a baja altura entre la flora de clima subtropical del periodo Maastrichtiense. Los científicos han llegado a esta conclusión sobre la alimentación del ankylosaurus al analizar su anatomía; fijándose especialmente en su cabeza, que terminaba en un pequeño pico, al que le seguían unos pequeños dientes.

En cuanto al hábitat del ankylosaurus, el área en el que se han encontrado los escasos restos de anquilosaurio formaba una enorme llanura costera, ya que Norteamérica estaba dividida en el cretáceo por un mar interior que se extendía hasta las Montañas Rocosas.

ankylosaurus durante estación seca
ankylosaurus durante estación seca

El anquilosaurio vivía en un clima caluroso o templado con lluvias estacionales, seguramente de tipo monzónico.

Los abundantes registros fósiles de plantas muestran gran abundancia de plantas con flores y frutos carnosos; mucho más abundantes que los helechos y coníferas. La presencia de pequeños árboles y arbustos está más que documentada en la zona donde vivía el anquilosaurio.

Nuestro dinosaurio con coraza compartía este jardín del Edén con otros dinosaurios como los herbívoros triceratops, los torosaurus, los edmontosaurus, los adrosaurios, nodasaurios , los paquicefalusáuros y los carnívoros troodon, ornithomimus y los T.Rex​.

Historia de su descubrimiento

El anquilosaurio fue descubierto en 1906 en la Formación Hell Creek de Montana; por el paleontólogo estadounidense Barnum Brown. A principios de julio de 2019, un equipo de paleontólogos de la Universidad e Utah ha descubierto en el Estado de Utah una nueva especie de anquilosaurio, el Akainacephalus johnsoni, cuya principal característica es que su armadura está compuesta por placas de hueso en forma de cono que cubren toda la parte superior de su cuerpo.

Tras analizar los estratos en los que se han hallado a los ankylosaurus, los expertos han dictaminado que éstos sobrevivieron a la extinción K/T, aunque poco después también se extinguieron al comenzar a cambiar la flora en el cretáceo, siendo uno de los dinosaurios que sobrevivió hasta la extinción masiva del Cretácico-Terciario. 

Llévate un anquilosaurio a casa

En nuestro catálogo de dinosaurios de juguete y juegos de dinosaurios para niños encontrarás las mejores ideas de regalo para un cumpleaños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *